Un equipo es conexión, un equipo es unión, un equipo es confianza. Hablamos a menudo de esta confianza y a todos se nos llena la boca de la confianza que tenemos con nuestra gente, con nuestro equipo, con la mayoría de personas dentro de la empresa. Pero dime, ¿es auténtica esta confianza? Muchas veces, no. O a medias.

No me canso, ¡y es que además me encanta! trabajar con empresas que afirman que las personas que trabajan con ellas son su principal activo, su principal cliente, las personas como principal valor y su desarrollo, etc. ¿Y es esto cierto? A medias, también.

Introduciré un concepto importante en la comunicación: la transparencia. ¿Podemos hablar de confianza en el equipo si continuamente estamos ocultando información dentro de la organización? ¿Entiendo que si no somos transparentes con la información es porque tenemos miedo? ¿A caso tienes miedo que tus colaboradores sean malas personas? Suena duro, pero me parece que si. Porque si no ¿que otra razón tienes para ocultar la información?

Reflexiona un minuto acerca estas preguntas:

  • ¿Existe alguna información de tu departamento o empresa que ocultes a tu equipo?
  • ¿Conoce tu equipo cuales son los objetivos de tu empresa y/o tu departamento?
  • ¿Las personas que trabajan contigo tienen acceso a toda la información de la empresa?
  • ¿Das la oportunidad a tu equipo que te pregunte acerca de la empresa, el departamento, alguna estrategia o cualquiera de los temas que puedan estar relacionados con la empresa?

He leído sobre las tres piedras angulares que tiene Google en su cultura corporativa (¡si lo se! ya te he hablado de ellos, ¡pero es que me tienen fascinada!). La primera es la misión de la empresa, la segunda es la transparencia y la tercera es expresarse en voz alta. La primera la incluiría en su esencia, forma parte de su razón de ser, hacia donde van, como quieren hacer las cosas y lo más importante de todo, que su trabajo tenga un sentido, por lo que hace a la segunda y a la tercera, lo incluiría más en los valores relacionados con la comunicación con el equipo y el entorno.

Hablemos de transparencia. ¿Sabías que en Google un ingeniero de software recién contratado tiene acceso a la práctica totalidad de su código desde el primer día? Su intranet incluye guías prácticas de productos, planes de lanzamiento, informes semanales de la situación, objetivos trimestrales de empleados y equipos. Se comparte todo en todos los niveles y confían en que los googlers mantendrán la confidencialidad de la información.

Hablemos de transparencia. ¿Sabías que en Google semanalmente en su reunión de viernes (TGIF, siglas inglesas de Gracias a Dios es Viernes) Larry y Sergey, los ingenieros informáticos fundadores de Google, reciben a toda la empresa on-line y contestan a todas las preguntas relacionadas con la empresa y sobre cualquier tema? ¡Si! Les puedes preguntar aquello que desees, desde la cifra de presupuesto de un proyecto hasta inquietudes de tu departamento.

Hablemos de transparencia. En Google piensan que los rumores, los chismes, etc. van en detrimento a la conexión del equipo. Por lo tanto, si a un líder le llega una queja de otra persona, este lo hace extensivo a la persona implicada para que sean ellas quien lo hablen, quien lo arreglen y la relación no se vea perjudicada. Así consiguen mantener siempre una relación directa con los colegas.

Hablemos de transparencia. Alguna práctica interesante también, en este caso de la empresa Bridgewater Associates, es que se graban todas las reuniones y estas están siempre a disposición de todos los asociados. Es una herramientas de conocimiento, ilustrando como se toman las decisiones, sirven para fomentar la comunicación y transparencia, y el desarrollo de una forma de pensamiento más precisa. Un paso más allá.

¿Los beneficios de esta comunicación tan auténtica?

  • Todos los colaboradores saben en cualquier momento que está sucediendo en la empresa.
  • Al ser conocedores de la información de los diferentes departamentos evitamos rivalidades.
  • Sólo con compartir algunos de los datos mejora el rendimiento (objetivos, resultados, etc).
  • Se reduce el politiqueo y los rumores que sólo generan incertidumbre y desconfianza.
  • Motiva a cumplir las tareas de las personas con mayor eficiencia.

Y ahora, si comparas lo que acabas de leer con tu empresa, ¿cual es la reflexión al respeto? ¿que prefieres en tu organización? ¿cuales son los motivos?

Ah! Y por cierto, si eres de los que estás pensando que todo esto es muy bonito pero que en realidad la gente no es así… Te invito a empezar por este cambio, toma conciencia de tus pensamientos respeto a los otros, responsabilízate de ser tu y tus acciones aquello que quieres ver en el mundo. Si quieres confianza empieza a generar confianza, si quieres bondad sé el primero que la de, si quieres ver talento y grandeza empieza a practicar esta mirada.

¿Me cuentas tu opinión al respeto? ¡Mil gracias por leerme!

Más técnicas para la generación de confianza en nuestro training de Comunicación Auténtica en la Empresa.

 

* Todos los fragmentos que se detallan sobre Google están extraídos del libro La nueva fórmula del trabajo de Laszlo Bock, Vicepresidente Sénior de Gestión de Personas de Google.