Formación de Comunicación

Transmite felicidad a través del mail ;)

Categories: The Corner Of HappinessLeave a comment on Transmite felicidad a través del mail ;) on

En los últimos días he recibido varios comentarios dándome las gracias por la energía que desprendo en mis mails, siendo siempre que buena energía da leerte, que gusto si todo el mundo escribiera así, me dejas copiarte el pie del mensaje? o un gracias por tus deseos, ¡que siempre son de agradecer! Y me sigue sorprendiendo recibir este feedback, cuando creo que lo más común debería ser estar en el lado positivo de la vida y comunicarnos desde aquí.

Y cuando estoy diciendo positivo, me refiero a esa buena energía, abrirnos a la emoción, a la alegría, a la conexión, a la confianza, al amor. Que es el lado opuesto a la mediocridad, a la pasividad, a lo lineal, aburrido, gris, neutral.

Antes que nada es interesante entender que lo divertido y enérgico, no está reñido con la profesionalidad.

Así que esta semana, te reto a ti, que tomes consciencia de la importancia de tus palabras y como puedes transmitir de una manera más positiva y auténtica a través del mail (¡claro que mi opción es siempre! Pero hoy nos centraremos en esta vía). Y necesito de toda tu creatividad para a atreverte a ser más natural, espontáne@, entusiasta y enérgic@.

Ya sabes a que me refiero cuando hablo de Wake Up!, de este despertar, de crear la realidad deseada y de dejar de vivir con el piloto automático. Y esto lo podemos realizar en las actividades más cotidianas, así que hoy te pido que dejes de escribir mails también con el piloto automático. Deja ya de una vez las frases hechas, los buenos días (sin más), el como estás (sin ningún interés sincero), el espero que estés bien (por defecto) y el un saludo. ¡Pero bueno! Que el mundo avanza a toda velocidad y por lo que al mail se refiere estamos en la edad media.

Somos co-creadores de nuestra realidad, así que tal y como nos comunicamos tiene un impacto en nuestro día a día y tal y como decidamos expresarnos recibiremos una cosa u otra. Y acaso ¿no quieres aumentar las posibilidades de tener más éxito en tu mail? ¿En la respuesta recibida? Pues habrá que redactarlos de una manera más consciente.

Además, si revisamos el tema de la coherencia, ¿que mails te gusta leer? ¿como te gusta que se comuniquen contigo? de una manera clara, enérgica y optimista, o por el contrario, ¿no? pues debemos ser nosotros los primeros que cambiemos esta realidad. Esta zombie-realidad. Lo podemos hacer y además estaremos favoreciendo el bienestar y la  felicidad.

Mi propuesta es que dejemos de comunicarnos con tanta distancia y empecemos a comunicarnos más H2H, de corazón a corazón, queremos humanizar las organizaciones entre compañeros y hacia el entorno, debemos atrevernos a cambiar la forma de expresarnos.

Así que te invito a que tomes consciencia de algunos detalles  a la hora de comunicarte, vía mail:

  1. Personaliza el correo, llama al receptor del mensaje por su nombre, siempre.
  2. Desea un buen día, buena tarde o feliz día ya de entrada! Y también puedes empezar preguntando como se está, con una curiosidad sincera e incluso un deseo.
  3. Expresa el mensaje de una manera clara, transparente, sencilla y auténtica.Utiliza siempre herramientas de persuasión para obtener un mayor impacto en el mensaje.
  4. Ofrécete para aclaraciones y agradece la atención recibida.
  5. Si al mail le debe preceder alguna acción, invita y anima a realizar el siguiente paso.
  6. Impacta, con alguna anécdota, que sepas que vas a hacer reír al otro, que le vas a dejar con un estado de ánimo positivo.

No quiero que sigas estas pautas al pie de la letra, pueden servirte de guía, lo que quiero es que seas sincero y te comuniques con el corazón de la otra persona. Pero si te cuesta, utilízalas hasta que te salgan de forma natural y auténtica.

¿Te atreves a romper esquemas? ¿Te atreves a ser tu? Avanti.

¡Yo no voy al trabajo a hacer amig@s!

Categories: The Corner Of Happiness1 comentario en ¡Yo no voy al trabajo a hacer amig@s! on

 

¡Yo no voy al trabajo a hacer amig@s! ¿Cuantas veces has pronunciado esta frase o la has oído en tu entorno laboral? Yo muchas, demasiadas. ¿Y que nos aporta este pensamiento? Bajo mi punto de vista nada positivo. Tan sólo nos invita a la desconexión con nuestros compañeros, a una poca receptividad a la hora de hacer equipo, mayor probabilidad de conflicto, relaciones basadas en la desconfianza, etc. Y esto no permite que nos sintamos mejor en el puesto de trabajo.

¿Quieres ser feliz en el trabajo? No, en serio, respóndeme,  ¿quieres ser feliz en el trabajo? Si tu respuesta es afirmativa, ahora dime, ¿estás dispuesto a hacer el esfuerzo que requiere? Ok, pues parte de ello, se basará en el ejercicio de empezar a romper aquellos pensamientos que hacen que no saques lo mejor de ti, ni para ti ni para los que te rodean.

Podemos estar mejor en nuestro entorno laboral y vivir más en plenitud. ¡Este es nuestro objetivo!. Y para ello es importante conocer que interpretaciones estoy haciendo de la realidad, que pensamientos no me aportan bienestar, y aun así, sigo teniéndolos porque nunca me he planteado que no debía ser así (creencias heredadas de nuestra educación y cultura). Ten en cuenta que estos pensamientos son una interpretación subjetiva y que está en nuestras manos la opción de cambiarlos.

 

Volvemos al ejemplo, ¿como ves a una persona que previamente ya piensas que no vas a ser amigo suyo? Pues como un rival y con desconfianza.

Y una de las cosas que más felices nos hacen y nos aportan bienestar es la calidad de nuestras relaciones. Según Daniel Goleman, la inteligencia emocional pasa por 1) la toma de conciencia de las propias relaciones, 2) la autoregulación de las mismas, 3) la motivación para alcanzar aquellos objetivos que nos proponemos, 4) la empatía y por último y 5) la influencia en nuestras relaciones sociales. Ya hemos visto en otros artículos que nosotros somos co-creadores de nuestra realidad y es por ello que somos los primeros que debemos dar el primer paso para mejorar en relaciones y conectarnos con nuestros compañeros.

¿Que pasaría si desde pequeño te hubieran dicho que el trabajo es un espacio de evolución personal, que además vas a hacer amigos y que todas las personas con las que te encontrarás enriquecerán tu vida tanto personal como profesional? ¿Con que mirada observarías a los que te rodean?

La experiencia me ha demostrado que partir de la idea que mis compañeros de trabajo son mis amigos, es favorable. Aporta muchos beneficios, entre ellos, una predisposición para pasarlo bien (si, la profesionalidad no está reñida con el disfrute), conexión y confianza con el resto del equipo, la predisposición en querer ayudar como lo haría con cualquier de mis amigos, priorizar los logros del equipo antes que los personales, estar más relajadamente durante las tantísimas horas que nos pasamos en el trabajo, no privarme de conversaciones interesantes que puedo tener, etc.

Y como el pensamiento ¡Yo no voy al trabajo a hacer amig@s! existen muchísimos más: si le digo a mi jefe lo que me gusta de él pensará que soy un pelota, es imposible llevarse bien con todo el mundo, con esta compañera no hay feeling y esto no va a cambiar, etc. ¿Que pasaría si decidieras cambiarlos? Este es nuestro poder, nuestra fortaleza como ser humano.

 

Cada vez más son las empresas que apuestan por la felicidad en el trabajo y ¿sabes cuales son algunas de las prácticas que realizan? Pues se organizan sesiones afterwork con los compañeros para ir a tomar unas cañas, se promueve la cohesión de equipo, se practica el reconocimiento, se organizan almuerzos con los compañeros para la socialización, se pone freno a la rumorología, se realizan celebraciones conjuntas, se comparten momentos de desconexión y disfrute, organizan otras actividades lúdicas dentro y fuera del entorno laboral, se organizan teambuildings, etc. ¿Como lo ves? ¿Crees que beneficia a las personas y a la organización? Yo me reafirmo, se hace más necesario que nunca seguir esta tendencia de conexión, colaboración, cohesión, construcción y me atrevo a decir, de amistad.

 

¡Cuéntame tu opinión! ¡Me interesa muchísimo! Puedes dejar tu comentario aquí en el blog o bien ponerte en contacto conmigo a través de Whatsapp y Facebook, hemos puesto los accesos directos para tu mayor comodidad!

Mil sonrisas

Empresa y Liderazgo en Radio Sant Cebrià

Categories: The Corner Of Happiness on

 

Este pasado mes de abril, tuve el placer de compartir con Ángel Herraiz el programa de Empresa y Liderazgo en Radio Sant Cebrià donde compartimos algunos recursos para la Felicidad en la Empresa.

Entre algunos temas, destaqué la importancia de  tomar la decisión de ser feliz, si también en la empresa. Hay algo que no entiendo, y es ¿porque todo aquello que hacemos en nuestro día a día está enfocado a ser más felices, y en cambio se nos olvida cuando entramos en la empresa?

Además de otros temas importantes como dar un sentido a nuestro trabajo, conocer la dirección hacia donde vamos, trabajar muy bien la conexión entre las personas que formamos las empresas, el pensamiento positivo, la compasión, la gratitud, la confianza, la escucha, el interés hacia el otro, ver la belleza y la grandeza, el disfrute, la proactividad emocional, el crecimiento, los objetivos de un equipo. Y sin descuidar el evitar la queja constante (¡como acción consciente!) y dejar de lado la tendencia tóxica que tenemos en ver lo negativo.

Si quieres escuchar el programa completo, aquí lo tienes! >> Felicidad en la Empresa

¡Mil gracias por estar siempre aquí!

Bibi

El poder del FEEDBACK

Categories: Automotivación y Empoderamiento, Comunicación Auténtica, Gerente de la felicidad, The Corner Of HappinessTags: , , Leave a comment on El poder del FEEDBACK on

Hoy te voy a retar a que utilices una de las herramientas más potentes que conozco para la evolución personal y profesional: el feedback. Feedback es un término inglés que significa retroalimentación, es decir, es una respuesta, una opinión acerca un asunto o una situación.

Y te estarás preguntando ¿para que queremos el feedback de una situación? La respuesta es muy clara: para evolucionar. Pues a veces nos perdemos en teorías generalistas, en confiar en nuestra manera de hacer, en sólo ver y comprender nuestro punto de vista ¡y nadie mejor que la gente que nos rodea para que nos de su opinión y así abrir los ojos, aprender y crecer!

Ahora bien, tenemos que tener en cuenta, que con el feedback, existen muchísimos puntos de vista sobre ello y muchas maneras de utilizarlo. Podemos dar y recibir feedback para no repetir errores y mejorar, podemos dar y recibir feedback para apuñalar verbalmente a un compañero, podemos dar y recibir feedback como respuesta reactiva emocional y con mala intención, o podemos dar y recibir feedback para seguir creciendo, entre otras.

Así que mi propuesta es que antes de hacer uso de esta herramienta para el crecimiento -y no pierdas de vista este enfoque porque quizás es lo más importante-, tengamos en cuenta algunos detalles. El feedback bien utilizado nos ayudará a generar conexión y relaciones basadas en la confianza en nuestro equipo.  Y para ello vamos a sentar unas bases para utilizarlo. Comparto contigo algunos elementos que debemos tener en cuenta:

Si eres el emisor del feedback, asegúrate de…

  1. Dar el feedback para una evolución, para una mejora, para hacer crecer siempre al otro. Y no perder este punto de vista, no vamos a retraer nada.
  2. Damos el feedback desde el respeto y la asertividad. Es decir lo vamos a hacer de una manera auténtica, pero siempre sosteniendo a la otra persona.
  3. Dar el feedback cuando estés tranquilo, no en caliente. No cuando estés enfadado o disgustado por alguna situación en concreto.
  4. Conectar con la mirada y con el corazón con la persona a quien le vayas a dar feedback, si el otro lo percibe, estará mucho más abierto para recibirlo.
  5. Céntrate en los hechos, no en interpretaciones ni en las personas. Además exprésalo desde tu necesidad, como te sientes tu.
  6. Busca el momento adecuado, y ten en cuenta los estados anímicos de ambos interlocutores.

Si eres el receptor del feedback, asegúrate de…

  1. Ten la mente abierta para aceptar que existen diferentes puntos de vista.
  2. Ten una actitud humilde y utiliza la información para crecer, ¡está en tus manos!
  3. No te lo tomes personal, no están criticando tu ser (además tu también lo basarás en hechos si eres el emisor).
  4. Tómate el feedback como una oportunidad brutal de crecimiento, una oportunidad de mejora.
  5. Agradece que te estén dando esta valiosísima información.
  6. No te justifiques en cada punto, simplemente escucha con muchísima atención.
  7. Una vez finalizado el feedback, analiza la información y lleva a la práctica aquellas acciones que creas conveniente.

 

Y ahora, veamos un ejemplo de como dar este feedback. Pongamos que eres líder en un equipo y quieres evolucionar con tu liderazgo. Sabes que realmente quien te puede dar un punto de vista muy potente es tu propio equipo, así que además de leer y formarte para un liderazgo auténtico, le dices a tu equipo que te de feedback acerca tu liderazgo, ¡quien mejor que ellos! Pero antes cúentales unos pasos y diles que quieres recibir el feedback con mucho mimo (¡si, si! con muchísimo amor). Y ahora entenderás el porqué. A mi me lo enseñaron dos grandes maestros, Josepe García y Miguel Ángel Romero, y yo -años después- sigo utilizándolo.

 

M-I-M-O son los cuatro pasos que vamos a seguir:

M (de Mantener) ¿Que Mantengo en mi liderazgo? Aquí se expone todo aquello que gusta, todo lo positivo que hay en la situación, lo que debe mantenerse acerca el asunto. Veamos ejemplos. <Mira, Bruna, me encanta la pasión que nos transmites en tu día a día, tu energía, como te expresas incluso en los mails, el brillo en tus ojos cuando nos explicas el nuevo proyecto en el departamento..>, otro ejemplo, <Pues yo lo que mantendría de ti, Javier, son las reuniones semanales donde nos cuentas los objetivos de esta manera tan clara y motivadora>, y otro, <Carlota! sabes empatizar, en el equipo percibimos que nos entiendes, y esta es una de las cosas que más valoramos de ti, no cambies esto ¡por favor!>.

I (de Incorporar) ¿Que Incorporo en mi liderazgo? En este apartado se transmite que incorporar las siguientes veces. <Bruna, como líder que eres, necesito que incorpores dinámicas para la cohesión de nuestro equipo, estamos todos muy dispersados, cada uno mira por lo suyo y esto nos hace perder el tiempo>, otro ejemplo, <Javier, necesito que confíes más en mi, esta mañana has manifestado dudas sobre si alcanzaré los objetivos o de como hago las cosas, y esto no me ayuda a ser mejor profesional>, y por último, <Carlota, incorporaría el ofrecer información más clara y transparente sobre donde estamos en cada reunión de final de mes>.

M (de Mejorar) ¿Que Mejoro en mi liderazgo? Aquí se dice lo que ya se está haciendo, pero existe una oportunidad de mejora. <Bruna, están genial estas reuniones para dar espacio a la creatividad, pero que te parecería si las mejoramos con un plan de acción, con fechas concretas y responsables de aplicación?>, <Javier, están genial las instrucciones que recibimos por tu parte, pero siento que podrías decirlas con más exactitud, fíjate esta mañana, hemos visto que el problema era el desconocimiento por nuestra parte!>.

O (de Omitir) ¿Que Omito en mi liderazgo? En este último apartado se invita a expresar lo que no deba hacerse, o deba volverse a dar en futuras situaciones. <Bruna, no me gusta que me digas todo lo que hago mal y que soy un desastre en público, como has hecho esta mañana, pierdo la confianza en el equipo>, <Javier, omitiría todo aquello que haces tu, pero que si lo hacemos nosotros te enfadas, por ejemplo, la falta de puntualidad en las reuniones>.

¡Te invito a su aplicación! Me parecen unos pasos sencillos y a la vez muy potentes 😉

¡Hay algo que también quiero añadir! El feedback a veces lo das y a veces lo recibes. Es la perspectiva del otro, no siempre tenemos que estar de acuerdo, comprarlo, no es lo que tenemos que cambiar, ni mucho menos. Aun así tener esta información es valiosísima para poderla analizar y ver como mejorar. Yo puedo tener la impresión de ser un tipo que escucha siempre, y mi equipo no lo percibe o conocer a través del feedback que mi equipo necesita oir atributos positivos y yo desconocerlo.

Este post está enfocado, por los ejemplos, a un líder que tenga personas a su cargo. Aun así, puedes aplicar el poder del feedback en muchísimos casos, como ser un mejor compañero, una mejor pareja, un mejor amigo, un mejor hermano, en fin, en cualquier área en tu vida, y también en situaciones concretas, como mejorar la próxima reunión de creatividad, un informe mensual o la comunicación con tu equipo.

¡Me encantará leer tu opinión al respeto!

Y si te ha gustado, no dudes en compartirlo con tu tribu. ¡Mil gracias por estar siempre aquí!

Formaciones tarragona

Tu tienes el poder del cambio ¡Wake Up!

Categories: Automotivación y Empoderamiento, Comunicación Auténtica, Siéntete Feliz1 comentario en Tu tienes el poder del cambio ¡Wake Up! on

Wake Up!

Cuando me refiero a Wake Up! me estoy refiriendo a un despertar, a cambiar aquello que no nos gusta, a crear nuestra realidad, nuestras situaciones cotidianas, nuestra vida.

Wake Up!

A vivir más conscientemente y a dejar de un lado la queja constante y el victimismo y empezar a crear. Es nuestra responsabilidad crear nuestra historia.

 

Imagínate la siguiente situación, muy habitual en las relaciones…

Estás con alguien y tienes muchísimas ganas de compartir una anécdota que te ha sucedido. Tiene que ser en este momento (es tu necesidad), cuando quieres y de la manera que quieres. La otra persona no te presta el caso que tu esperas. Tu pensamiento, como muchas veces hacemos, es egoísta y muy víctima, te sienta mal no recibir la atención deseada y culpas al otro, por supuesto, de tu malestar. Él no debería ser así. Te debería estar haciendo caso a ti.

¿Y que haces para cambiar la situación? NADA. Sólo quejarte, victimizarte, lamentarte por lo ocurrido, cerrarte en banda con tus pensamientos, y enfadarte. Entrar de lleno en un bucle (¡donde quizás el otro ni sabe que está metido!) y sin hacer nada al respeto.

Puedes elegir entre dos acciones. Una, cambiar la situación, teniendo claro cual es objetivo e insistir en él. Ahora bien, debes actuar con todas tus fuerzas para provocar la situación deseada, y requiere empeño por tu parte. O bien, la opción dos (muy común), no hacer nada y con ello provocar que se intensifique la situación que no quieres. Con tus pensamientos y tu victimismo, sólo consigues más distanciamiento.

 

Wake Up!

En lugar de regocijarnos en nuestro malestar podemos provocar un cambio en una situación. Podemos elegir este cambio (¡con esfuerzo!) o seguir culpando al otro. Está en nuestro poder persuadir al otro, entusiasmarle con nuestra idea, hacer que se interese por nuestra historia. Tenemos las herramientas, y haciendo uso de ellas, la historia cambia. Si o si. Pero el victimismo es más cómodo. En él nos escaqueamos, eludimos nuestra responsabilidad, que es hacer que las cosas sucedan.

 

En la empresa también suceden situaciones así. En lugar de llevar a la otra parte (compañero, jefe, cliente…) hacia donde yo quiero y crear esta realidad deseada, lo que hacemos es alimentar aquello que nos disgusta y potenciar aquello que no queremos.

Algún caso…

<¿Tengo una idea genial! ¡Se que va aportar una mejora en la empresa! La presento al responsable del desarrollo y para esta persona, ahora no es una prioridad. Me quejo, que en mi empresa no se puede aportar ideas, que no es creativa ni innovadora y ya no propongo más. El Wake Up! es cambiar la manera de vender mi idea, ¿quizás no la he hecho atractiva? ¿Quizás ha faltado información para venderla mejor? Si no provoco con mi entusiasmo la situación deseada, lo que estaré haciendo de nuevo es victimizarme y culpar al otro del no-cambio. Wake Up! Es insistir en aquella idea que yo creo buena para provocar lo que quiero, en este caso, innovar y mejorar en mi empresa.>

Otro…

<Mi jefa no me presta la atención que yo quiero, ella siempre va a su rollo y no está pendiente de mis necesidades. Puedo, alimentar mi victimismo, culpabilizar a la otra parte y callarme, además de poner mala cara, tener una actitud poco receptiva hacia ella, donde seguro que nada va a cambiar, y además puede empeorar. O bien puedo llevar la atención de mi jefe hacia el lugar donde yo quiero estar, con la actitud deseada para ambas, y así vencer esta situación perdedora. Si me quedo en el victimismo, lo único que hago es distanciarme más. ¿Es lo que quiero? Para nada, de hecho es de lo que me estoy quejando.>

Un último…

<Estoy preocupado porque las cosas en la empresa no van bien y puede que se planteen prescindir de mi. Tengo de nuevo dos opciones, una entrar en mi bucle y actuar en base a mis pensamientos, me van a echar, para que matarme, no voy a dar lo mejor de mi, empiezo a buscar otras alternativas, me desmotivo… O bien, actuar para que no ocurra, dando lo mejor de mi, comprometiéndome con el proyecto, ponerle de nuevo pasión en mis tareas, y un largo etc. que sin duda provocaría un cambio favorable>

¿Te sientes identificado con alguno de los ejemplos? ¿Crees que se dan y que nuestros comportamientos influyen en cambiar los resultados?

 

¡Yo tengo comprobado que si!

Primero tenemos que estar convencidos que tenemos el poder de generar un cambio en todas las situaciones que nos suceden, asumiendo que somos co-creadores siempre de nuestra realidad y además saber que esta es nuestra responsabilidad.

Decidir con que opción me quedo, si es con la ganadora, debemos centrarnos en el resultado deseado y enfocar nuestras acciones hacia ellos. Y para ello debo dejar de quejarme, victimizarme y dejar de culpar al otro.

Wake Up! Es vivir de una manera más despierta, responsable, creando tu realidad y deja de acrecentar los problemas de los que te quejas.

Cambiar siempre requiere un esfuerzo, y tu ¿estás dispuesto a hacerlo? ¡Cuéntame como lo vives tu!

 

 

la mirada interna

Tus expectativas determinan nuestro talento ;)

Categories: Automotivación y Empoderamiento, Comunicación Auténtica, Gerente de la felicidad, The Corner Of HappinessLeave a comment on Tus expectativas determinan nuestro talento ;) on

 

Trabajamos en equipos, aunque a veces parece que seamos grupos. ¿La diferencia? La conexión que hay entre las personas que los forman. Y ya sabes, que se del cierto que este feeling se puede (y debe) trabajar, eso si, con esfuerzo.

El liderazgo es una habilidad que no entiende de cargo, me da igual que dirijamos equipos o no, lo que si está claro es que trabajamos siempre con más personas.

Y la mirada es la clave, no la mirada física (que también) sino la mirada interna en la que proyectas tu grandeza como ser. Asegúrate que así sea, ganaremos todos.

Nos es fácil ver en los otros las debilidades, los errores, los puntos negativos, habitar en la desconfianza, etc. ¿Y que es lo único que ganamos? Hacer grande nuestro ego, y sólo a veces. Y hacer pequeño al otro, como persona y como profesional. Reside aquí una muestra de miedo y/o envidia, demasiado extendida en las organizaciones.

Lo proceso lógico en la naturaleza es el crecimiento, no le cortamos las alas a un hij@, tampoco a un amig@o, pero sin embargo si lo hacemos con los compañeros. No lo entiendo.

Me gusta la idea de hacernos crecer entre todos, tengo la convicción que existe un potencial ilimitado de las personas, en una genialidad no explotada, todos nosotros podemos hacer mucho más de lo que creemos y existe mucho talento que no se está aprovechando en las organizaciones.

Y esto es una creencia, una convicción que empodera, que me hace crecer a mi y a los demás. Y si como líder miro a las personas que me rodean desde esta convicción, sacaré mucho más de ellas, porqué confío que pueden desarrollar este potencial, en beneficio a uno mismo y al del equipo. Y es que de esto se trata, crecernos como personas, hacer cosas extraordinarias y como consecuencia obtener mejores resultados para la empresa.

Si realizo este cambio consciente de mirada, tendrá grandes consecuencias en mi forma de expresarme, de hablar, de comunicarme, y sin duda alguna, las otras personas lo percibirán, generando la confianza necesaria que será un motor de motivación para conseguir nuevos retos y a la vez estaremos generando la conexión deseada.

Déjame hablarte del Efecto Pigmalion, éste defiende que las creencias que tenemos influyen en el rendimiento de las personas. Según la creencia que yo tenga, actuaré de una forma u otra y  obtendré unos resultados u otros. ¡Mira este vídeo ¡me gusta como ejemplo!.

¡La creencias son profecías que se autocumplen! Clic para tuitear

Si confío en alguien de mi equipo y creo en su potencial, delegaré en él tareas que le hagan crecer, le acompañaré en el desarrollo como profesional y sin duda obtendremos mejores resultados. Y a la inversa también pasa, si yo no confío en alguien o pienso que no puede hacer según que tareas, ya no delegaré en el, este perderá confianza y lo estaré limitando a lo que yo creo que puede hacer. Yendo, además, en detrimento de todos.

Tus convicciones acerca de tu equipo y lo que puede llegar a ser, determinará, quienes seréis. Clic para tuitear

Así que mi invitación es que empecemos a ver la grandeza de los otros, las fortalezas, las cualidades positivas, invitemos a las personas que están con nosotros a nuevos retos, confiando en ellos y su potencial, comunicando de forma enriquecedora, con energía y pasión hacia lo que hacemos y hacia las personas, y sobretodo, ¡ser el ejemplo de persona que queremos en el equipo!.

Necesitamos cada vez más hacer cosas extraordinarias y con tus palabras y tus acciones puedes llevar a las personas a un siguiente nivel. Esta es tu responsabilidad.

Acabemos con la mediocridad y empecemos a confiar en el poder de la mente. Clic para tuitear

Empieza de nuevo. Curiosea. Mira a tu equipo con una nueva mirada. Y comprueba los resultados. ¿Te atreves?

 

 

habilidades emocionales

¡Yo se que no eres así!

Categories: Gerente de la felicidad, Siéntete FelizLeave a comment on ¡Yo se que no eres así! on

Yo se que no eres así. Te empeñas en venir cada mañana con esta cara tan seria que mantienes durante todo el día, y que incluso es de mal humor. Fíjate ¡estás todo el día con el ceño fruncido!.

Yo se que no eres así. Haces muy bien todos estos gestos y caras de disconformidad cada vez que te sientes mal por lo que recibes de las personas que están contigo, por las propuestas, por las sugerencias. Así no haces equipo.

Yo se que no eres así. Bajo el miedo del control, te empeñas en asegurarte alguna información, que luego parece que disfrutes utilizándola en contra del otro. Insisto, somos un equipo y la información es de todos, no tuya.

Yo se que no eres así. Sientes que eres el que más trabaja de todos y el que más responsabilidades tienes. Cada uno de nosotros tenemos nuestras tareas y nuestro tiempo también es limitado.

Yo se que no eres así. Te pierdes -por tu voluntad de estar mal- todo lo bueno que te ofrece tu entorno. ¡Incluso la queja se hace extensible a actividades que sabes que disfrutarías!

Yo se que no eres así.  Te quejas por todo y sueles hacerte la víctima. Los demás no son los culpables de tu malestar, ¡tienes en tus manos el poder de sentirte bien!

Yo se que no eres así. Tu sabes de que va todo, cuando alguien falla o algo va mal, ya lo sabías ¿verdad?  Pero aun así decidiste no hacer nada al respeto ni impedir que se tomaran decisiones erróneas. Disfrutas viendo que las cosas vayan mal.

Yo se que no eres así. ¡Y cuanto disfrutas viendo las debilidades del otro en lugar de las fortalezas! y por supuesto compartiéndolas fuera de este entorno para recibir el erróneo consuelo de los demás.

Mi pregunta es ¿porque te empeñas en estar en ese estado si yo se que no eres así?

Carta de un compañero a otro (que según dicen, es tóxico, aunque yo también se que no es así).

 

Voy a compartir algo contigo ¡nuestro estado natural es estar bien, ser felices! Se que sabes estar bien, te he visto cuando estás cómodo, a gusto, relajado, con los tuyos. Dando lo mejor de ti, para ti y para el otro. ¿Porque aquí, que pasamos tantas horas juntos no eres el mismo? ¿Que te lo impide?

Somos pura grandeza y felicidad, y si a veces no nos comportamos como tal, es porque no queremos sufrir, estamos sintiendo un dolor y esta es nuestra respuesta emocional, totalmente ida de nuestro control. Y que además, te hace más daño. No dejes que te encarcele tu mente, los pensamientos negativos nos hace pequeños y nos impiden sacar nuestra grandeza y estar bien con los demás. Esto es inteligencia emocional: siento una emoción y la gestiono, pero siempre por mi bien  y el de los demás.

¿Piensas que en la empresa no tienes porque hacer amigos ni disfrutar? Reflexiona a ver que te aportan estos pensamientos, porque sin duda te llevan a actuar de una forma antinatural. Y esto es muy, pero que muy cansado.

Hay que hablar, comunicarnos con gente como tu y ayudarte a crecer. Pero no te equivoques, no es tan sólo nuestra responsabilidad, no te podemos acompañar si tu no quieres en este cambio. La decisión es tuya.

Nuestra actitud es nuestra responsabilidad. Podemos hablar de motivación, pero primero va la automotivación, podemos hablar de tus derechos, pero ¿que me dices de la ley de la reciprocidad? No estás tu haciendo un favor a la empresa, ni ella a ti, el acuerdo es mutuo y esto es un ganar-ganar.

Las habilidades emocionales las podemos adquirir, no es un talento innato, y nuestro éxito profesional (y personal) recae en el dominio de estas (un 67% vs a la inteligencia intelectual que es de un 33%). Así que no me sirve el “yo soy así”. Y si es lo que piensas, ¡recuerda que puedes cambiar!

Citando a Viktor Frankl, no podemos cambiar muchas veces la realidad que vivimos, pero si es nuestra libertad, elegir como nos sentimos y que acciones tomar.

Y recuerda, la felicidad es el estado natural de la mente, así que te invito a que te dejes en paz y empieces a vivir bien, lo mereces. Déjate de rollos mentales y vive, joder.

Y si llegado a este punto, sigues pensando que todo esto no va contigo, que tu tienes toda la razón, que el resto está conspirando contra ti,  ¿Que haces en este lugar?. Coge y lárgate a otro sitio donde seas feliz, porque no merceces sentirte así y porque yo se que no eres así.

 

 

ideas y opiniones del equipo de trabajo

Generando CONFIANZA a través de la TRANSPARENCIA ;)

Categories: Comunicación Auténtica, The Corner Of HappinessTags: , , , , , , , on

Un equipo es conexión, un equipo es unión, un equipo es confianza. Hablamos a menudo de esta confianza y a todos se nos llena la boca de la confianza que tenemos con nuestra gente, con nuestro equipo, con la mayoría de personas dentro de la empresa. Pero dime, ¿es auténtica esta confianza? Muchas veces, no. O a medias.

No me canso, ¡y es que además me encanta! trabajar con empresas que afirman que las personas que trabajan con ellas son su principal activo, su principal cliente, las personas como principal valor y su desarrollo, etc. ¿Y es esto cierto? A medias, también.

Introduciré un concepto importante en la comunicación: la transparencia. ¿Podemos hablar de confianza en el equipo si continuamente estamos ocultando información dentro de la organización? ¿Entiendo que si no somos transparentes con la información es porque tenemos miedo? ¿A caso tienes miedo que tus colaboradores sean malas personas? Suena duro, pero me parece que si. Porque si no ¿que otra razón tienes para ocultar la información?

Reflexiona un minuto acerca estas preguntas:

  • ¿Existe alguna información de tu departamento o empresa que ocultes a tu equipo?
  • ¿Conoce tu equipo cuales son los objetivos de tu empresa y/o tu departamento?
  • ¿Las personas que trabajan contigo tienen acceso a toda la información de la empresa?
  • ¿Das la oportunidad a tu equipo que te pregunte acerca de la empresa, el departamento, alguna estrategia o cualquiera de los temas que puedan estar relacionados con la empresa?

He leído sobre las tres piedras angulares que tiene Google en su cultura corporativa (¡si lo se! ya te he hablado de ellos, ¡pero es que me tienen fascinada!). La primera es la misión de la empresa, la segunda es la transparencia y la tercera es expresarse en voz alta. La primera la incluiría en su esencia, forma parte de su razón de ser, hacia donde van, como quieren hacer las cosas y lo más importante de todo, que su trabajo tenga un sentido, por lo que hace a la segunda y a la tercera, lo incluiría más en los valores relacionados con la comunicación con el equipo y el entorno.

Hablemos de transparencia. ¿Sabías que en Google un ingeniero de software recién contratado tiene acceso a la práctica totalidad de su código desde el primer día? Su intranet incluye guías prácticas de productos, planes de lanzamiento, informes semanales de la situación, objetivos trimestrales de empleados y equipos. Se comparte todo en todos los niveles y confían en que los googlers mantendrán la confidencialidad de la información.

Hablemos de transparencia. ¿Sabías que en Google semanalmente en su reunión de viernes (TGIF, siglas inglesas de Gracias a Dios es Viernes) Larry y Sergey, los ingenieros informáticos fundadores de Google, reciben a toda la empresa on-line y contestan a todas las preguntas relacionadas con la empresa y sobre cualquier tema? ¡Si! Les puedes preguntar aquello que desees, desde la cifra de presupuesto de un proyecto hasta inquietudes de tu departamento.

Hablemos de transparencia. En Google piensan que los rumores, los chismes, etc. van en detrimento a la conexión del equipo. Por lo tanto, si a un líder le llega una queja de otra persona, este lo hace extensivo a la persona implicada para que sean ellas quien lo hablen, quien lo arreglen y la relación no se vea perjudicada. Así consiguen mantener siempre una relación directa con los colegas.

Hablemos de transparencia. Alguna práctica interesante también, en este caso de la empresa Bridgewater Associates, es que se graban todas las reuniones y estas están siempre a disposición de todos los asociados. Es una herramientas de conocimiento, ilustrando como se toman las decisiones, sirven para fomentar la comunicación y transparencia, y el desarrollo de una forma de pensamiento más precisa. Un paso más allá.

¿Los beneficios de esta comunicación tan auténtica?

  • Todos los colaboradores saben en cualquier momento que está sucediendo en la empresa.
  • Al ser conocedores de la información de los diferentes departamentos evitamos rivalidades.
  • Sólo con compartir algunos de los datos mejora el rendimiento (objetivos, resultados, etc).
  • Se reduce el politiqueo y los rumores que sólo generan incertidumbre y desconfianza.
  • Motiva a cumplir las tareas de las personas con mayor eficiencia.

Y ahora, si comparas lo que acabas de leer con tu empresa, ¿cual es la reflexión al respeto? ¿que prefieres en tu organización? ¿cuales son los motivos?

Ah! Y por cierto, si eres de los que estás pensando que todo esto es muy bonito pero que en realidad la gente no es así… Te invito a empezar por este cambio, toma conciencia de tus pensamientos respeto a los otros, responsabilízate de ser tu y tus acciones aquello que quieres ver en el mundo. Si quieres confianza empieza a generar confianza, si quieres bondad sé el primero que la de, si quieres ver talento y grandeza empieza a practicar esta mirada.

¿Me cuentas tu opinión al respeto? ¡Mil gracias por leerme!

Más técnicas para la generación de confianza en nuestro training de Comunicación Auténtica en la Empresa.

 

* Todos los fragmentos que se detallan sobre Google están extraídos del libro La nueva fórmula del trabajo de Laszlo Bock, Vicepresidente Sénior de Gestión de Personas de Google.

 

 

¡¡WOW!! Te cuento mi experiencia en Google ;)

Categories: Esencia Corporativa, Siéntete FelizTags: , , , , , , , Leave a comment on ¡¡WOW!! Te cuento mi experiencia en Google ;) on

¡Recién llegada de Googleplex, Mountain View -San Francisco, California- quiero compartir como ha sido mi experiencia en las instalaciones de la compañía americana Google! Creo sinceramente que todavía sigo con cara de sorprendida 😉

Hay algo que año tras año hablo con mis clientes: políticas acerca de la felicidad en Google, y la respuesta más habitual que recibo es <si, Bibi, estas prácticas están muy bien, pero en mi empresa ¡no funcionan!>. Y yo pregunto, ¿a caso las has puesto en práctica? ¿cual de ellas no te funciona? ¿cual has intentado adaptar a tu personal?

Y es que las prácticas habituales de People Operation o POPs (como llaman ellos al Dpto. de RRHH) no se limitan a unos futbolines y zonas de descanso, van mucho más allá. ¿La clave del éxito para Google? Según ellos mismos, son la calidad de las personas con las que trabajan, la sensación de que el trabajo es significativo y mezclar innovación, eficiencia y el sentido de pertenencia.

Será por algo que Google lleva seis años consecutivos siendo la mejor compañía donde trabajar en Estados Unidos, según el raking realizado por la revista Fortune. Son los mismos trabajadores quienes mediante encuestas de satisfacción deciden si es su empresa la mejor compañía donde trabajar. El orgullo de pertenencia va estrechamente ligado con el valor que un trabajador aporta a la empresa.

¡Y es que es la primera empresa que conozco que tiene una tienda de merchandising donde los propios trabajadores (ellos se llaman colegas curiosos y creativos) son el principal cliente. ¡Me impresionó ver como lucían con orgullo sus camisetas corporativas!

Google, puede estar recibiendo al día 6.000 solicitudes de trabajo. En este artículo, comparto contigo algunas de las prácticas que tienen en recursos humanos, porque está tan valorada y todo el mundo quiere trabajar en ella. Realmente consiguen prácticas que influyen positivamente en la vida de sus colegas.

 

Veamos algunas:

– Un trabajo con sentido, ayudar a cambiar y a mejorar el mundo, impactar y dejar huella es un objetivo de la compañía americana. Todos sus empleados conocen bien su visión.

– Una comunicación transparente y bidireccional, clave en esta compañía. Preguntar a la gente de su equipo que cambiaría en los proyectos e incluso de la empresa. Tener en cuenta las aportaciones da confianza al trabajador además de asegurar un compromiso hacia la innovación y la evolución.

– La incorporación de las personas que trabajan en Google tiene un particular proceso de selección, que puede durar meses, y en donde varias personas tienen que confirmar que quieren trabajar con el candidato.

– La autenticidad de la persona es fundamental en Google, independientemente de la raza, el sexo u orientación sexual, el estatus, la edad, la religión, etc. También promueven un vestuario formal o informal a gusto del trabajador, seas como seas, en Google se valora el talento.

– El crecimiento y desarrollo de las personas en el liderazgo, un mantra que tienen muy claro es <find them, grow them, keep them>, encuéntralos, hazlos crecer y mantenlos. No están exentos de competencia, Apple, Amazon, Facebook y Microsoft son sólo algunas de las empresas que buscan talento.

– Las condiciones impresionantemente óptimas en el lugar de trabajo. Me entusiasmaron los amplios espacios diáfanos, la luz de las pantallas regulables, mesas electrónicas adaptables en altura a gusto del trabajador, ¡muchos de ellos trabajan de pie porque están más cómodos así!

– La flexibilidad en los horarios de cada uno de sus trabajadores. Las oficinas de Googleplex están abiertas todos los días del año, 24 horas, pueden acudir en aquellas horas que deciden que son más productivos o les permite conciliar mejor con su vida personal.

– Formación continuada cada año, tanto técnica como de habilidades interpersonales.  People Operation  estudia las carreras de cada uno de sus empleados, proponen la formación que les hará ser mejores profesionales y desarrollar todo su potencial.

– ¡Claro que si! Las zonas de futbolines, volley, masajes, gimnasios, huertos, piscinas, toboganes y juegos también están,  tal y como lo hemos visto mil veces, pero es que para Google, el relax es una inyección directa hacia la creatividad, colaboración y la productividad. No tan sólo no  controlan el tiempo libre, sino que piensan que si los colegas están poco rato en el desayuno puede que ¡no estén conociendo a gente nueva o involucrándose con el equipo!

– Todo son facilidades, hasta el punto que la compañía les ofrece el desayuno, la comida y la cena completamente gratis. Los mejores chefs aseguran una comida orgánica y llena de alimentos ricos que favorecen una dieta saludable. Además de contar con otros servicios como la guardería, lavandería, la peluquería, transporte gratuito hasta la sede, movilidad dentro de los campus con bicicletas corporativas, etc.

Las famosas foodtrucks que están instaladas por el campus también son una oportunidad para aquellos emprendedores que quieran dedicarse a ello, pues durante el primer año, les animan a gestionar las que ofrecen la comida a los empleados y así coger la experiencia para luego, si quieren, dedicarse a ello. Good idea!

– ¿Una curiosidad más? Los perros son bienvenidos, tienen la convicción que son una pieza clave en la vida del trabajador y por lo tanto también en el puesto de trabajo, ¡así que no es de extrañar encontrar a los empleados acudir a Googleplex con sus mascotas!

Y como no, me encantó su gente, gente atrevida, curiosa, flexible, proactiva, adorable, con mucho potencial, creativa y sobretodo esa ambición por cambiar el mundo. ¡Y es que están más que entrenados!.

Te tengo que confesar que me encantan estas prácticas, que si confío en ellas, que no tan sólo en Google funcionan, pues si, tengo clientes que las han puesto en práctica aquí, y ellos también ven como aumenta el rendimiento 😉

Y todas ellas lo trabajamos en los cursos Siéntete Feliz y/o Gerente de la Felicidad de mi programa de Felicidad en la Empresa, si quieres saber más… ¡contáctame!

 

No vaya a ser… ¡que seas feliz!

Categories: Siéntete Feliz, The Corner Of HappinessLeave a comment on No vaya a ser… ¡que seas feliz! on

Cuando me preguntan a menudo por la fórmula de felicidad, tan anhelada por tod@s, mi respuesta es que no existen ni fórmulas ni recetas mágicas. No vaya a ser… ¡que seas feliz! es una recopilación de varias practicas que he ido adquiriendo a lo largo de mis formaciones. Esta vez te comparto cuatro elementos, que entrenándolos puedes obtener este bienestar, esta paz interior, este equilibrio que yo llamo felicidad.

Matthieu Richard -considerado el hombre más feliz del mundo (aunque a el mismo, no le gusta esta etiqueta)-, entre sus diferentes ponencias, libros, etc. comparte que a él hay dos elementos esenciales para la felicidad del hombre, que son la compasión y la gratitud, sin duda alguna, si las practicas te aportan felicidad.

En este artículo te hablaré de ellas, pues la experiencia me demuestra que si, que la práctica de ellas nos acerca a esta sensación de paz y de equilibrio, que nombramos muchas veces felicidad. Además, te quiero añadir dos factores más que para mi son esenciales también, el perdón y la apertura.

Hablemos de cada uno de estos elementos más detenidamente:

GRATITUD. Este sentimiento que tenemos de agradecimiento hacia las personas, hacia la vida, hacia uno mismo, es un sentimiento de reconocimiento hacia alguien o a algo. ¿Que sería dar cada día las gracias a todo lo que ya tenemos? Te invito que por las mañanas agradezcas antes de empezar el día todo lo que ya tienes y que al paso de las horas sigas con este sentimiento positivo. Tienes una práctica de gratitud en el artículo de blog: Afortunadamente 😉

COMPASIÓN. Para mi la compasión es ir un paso más allá de la empatía. Es ofrecer a las personas de tu entorno conocido o no, afecto, respeto y amor, sean cuales sean sus acciones, darle siempre lo mejor de ti. Compasión es no reaccionar desde tu yo, es utilizar la comprensión, la apertura, estar por encima de tus pensamientos y emociones y entregar todo aquello positivo al  otro, sea cual sea sus acciones.  Tienes también una práctica en mi artículo de blog: Mirar con profundidad 😉 .

PERDÓN. Esta es la práctica que le añadiría a Matthieu Richard, pues el perdón está al otro lado del orgullo y del resentimiento, dejar de lado estas emociones que nos hacen pequeños como seres humanos para dejar paso al amor y a la confianza. El perdón nos ofrece paz, y hay que aclarar que no quiere decir estar de acuerdo con la situación. Pero si tener una sensación de calma ante una situación, ante una persona. Perdonar para mi es curar las heridas del pasado. Y si puedes ir un paso más allá, reconcilíate -aunque no siempre está de nuestra mano hacer que la otra parte esté abierta a ello-.

APERTURA. Digo apertura a la aceptación de lo que es. Al no juicio de como deberían ser las cosas. A la sabiduría de estar sin juzgar. Al compromiso de ver las cosas como son sin añadirle los pensamientos negativos muchas veces acompañan a las situaciones.

Si, lo se, todo ello es sentido común, ¡puede ser que por ello sea tan difícil de aplicar!

Estaré encantada de leerte y saber que elementos o que acciones utilizas tu y que te aportan equilibrio interior. ¡Mil gracias!

Más recursos de felicidad en nuestro programa de Siéntete Feliz en la Empresa.

Loading...